Dispersión estadística

Todo proceso de medición está expuesto a errores. El error en una medición puede deberse a una falta de pericia del operador o una falla en el instrumento de medida o a algún elemento externo que modifique una medición.

El problema es que, por su naturaleza, no tenemos forma de identificarlo, un error es un intruso que, incógnito se mete en nuestras mediciones y no podemos saber de qué tamaño es su impacto.

Círculo repetidor de Cassini

Eso no quiere decir que la ciencia se quede impotente ante el error, aun cuando es desconocido, los científicos han encontrado la forma, no de erradicarlo, sino de hacerlo intrascendente.

No hay mayor castigo que ese.

La forma de hacer a un error (o muchos) intrascendente es mediante su "dispersión" y más concretamente "La dsipersión estadística"

Este proceso consiste en contar con varias mediciones de una sola entidad de forma tal que obtengamos una medida mucho más certera.

Así por ejemplo, si pesamos una masa en una báscula con una precisión determinada, tendremos un resultado, es de esperarse que este resultado, se repita en una báscula distinta con la misma precisión.

Frecuentemente, esto no sucede, entonces es que podemos deducir la presencia de un error, pero éste puedo haberse presentado en la primera medición o en la segunda, o en la primera y en la segunda, por eso es que es bueno repetir la medición. ¿cuantas veces? Mientras más, mejor, la idea es que al contar con muchas medidas de la misma entidad lograremos hacer que el error se disperse en múltiples tomas, así mientras más tomas se hagan el error comenzará a desvanecerse.

Ahora bien, existen procesos en los que la medición no es algo que pueda obtenerse de forma simple y que, además, requieren de la percepción de la persona que esta tomado las medidas. El problema con la percepción es que ésta puede cambiar en función de la posición del observador pero también, y es la parte más difícil de manejar, en función del estado de ánimo del observador.

Si bien, es factible lidiar con esta situación, como siempre, el primer paso es estar consciente de que existe y casi cualquier medida que tomemos puede atenuar, bastante, la interferencia, pero no seamos ingenuos, así como no se puede eliminar un error, tampoco se puede eliminar el estado de ánimo de un tomador de meciciones,

Recordemos que, además, estamos limitados en la cantidad de conocimiento que podemos tener. El límite lo puso Dios, pero lo encontró Heisenberg.

Principio de incertidumbre de Wernr Heisenberg

P.D. La pelea del siglo

Un ejemplo de la dispersión estadística y de como se puede alterar la percepción de los observadores se encuentra aquí.

Un ejemplo de como nuestras limitaciones en el conocimiento siempre disparan el mecanismo del complot, la suspicacia o el mexicanísimo sospechosismo; acá.


.

 

Featured Posts